Acceso a las profesiones de abogado y procurador

 

Conforme a la Ley 34/2006, de 30 de octubre, las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales son profesiones reguladas, actividades profesionales para cuyo ejercicio se exige, directa o indirectamente, hallarse en la posesión de un Título que. Como consecuencia de ello, en la actualidad el título de Graduado en Derecho no permite por sí solo acceder a la profesión de Abogado ni a la de Procurador de los Tribunales, pero sí constituye requisito para poder obtener el Título Profesional de Abogado o de Procurador, cursando el correspondiente Master. La UA ha implantado el Master Universitario en Abogacía, cuya superación permite concurrir al examen de Estado que otorga dicho título. El Grado en Derecho capacita para la realización del máster necesario para poder acceder al examen estatal que habilita para ejercer la profesión de Abogado y Procurador de los Tribunales. Igualmente, el grado permite acceder a otros másteres de especialización en materias jurídicas y en la investigación en Derecho.

Además, el Grado en Derecho permite a los egresados desarrollar labores de asesoría jurídica en el ámbito de la empresa y de la vida civil ordinaria, concurrir al campo de oposiciones en la Administración estatal, autonómica y local, así como a los Cuerpos de Notarios y Registradores de la Propiedad. La Ley 5/2012, de 6.7, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, permite también a los egresados alcanzar la condición de mediador mediante la realización de uno o varios cursos impartidos por instituciones debidamente acreditadas.